Régimen Interno

ADIESTRAMIENTO EN RÉGIMEN INTERNO

En esta modalidad su perro quedará en nuestra residencia durante su entrenamiento y será un adiestrador profesional quien realizará un análisis previo de su caso, un estudio del animal una vez interno y quien valorará y diseñará el sistema de trabajo totalmente individualizado de entrenamiento de su perro buscando que realice la labor lo mejor que sus aptitudes lo permitan, se acople lo mejor posible al manejo de su propietario y sobre todo, el animal mantenga naturalidad tras el adiestramiento.

Tras el periodo de aprendizaje del animal viene el del propietario quien entrenará de forma conjunta con el adiestrador de su perro a modo de monitor donde le indicará todos los secretos, trucos y conocimientos para que su perro trabaje en igualdad de condiciones.

Sirva como simil el montar a caballo, necesitamos un caballo con doma (periodo de aprendizaje del animal) y saber montar a caballo (periodo de aprendizaje nuestro) por muy buenos jinetes que seamos no podemos montar un caballo sin doma ni podremos indicar al caballo mejor domado si no sabemos hacerlo.

Esta modalidad tiene la ventaja de que al realizarlo un profesional experto, no existen los errores de un no experimentado, por lo que la dinámica y precisión de resultados es máxima.

El trabajo posterior continuado tras este periodo por parte del propietario es indispensable para una correcta compenetración entre el perro y el propietario y la mejora de los niveles de obediencia adquiridos..